Viajes

Viaje por Cantabria y País Vasco

DE TURISMO POR SANTANDER 

“Viajar y cambiar de lugar revitaliza la mente” – Seneca

img_3929Este año por mi cumpleaños, 9 de septiembre, mi hermana y mi cuñado me han regalado un viaje para recorrer parte del Norte de España, zona que tenía muchas ganas de conocer y a día de hoy reconozco que me he quedado con ganas de más…..

Ahora que estoy de vuelta voy a contaros que ruta hemos hecho y espero que os ayude si algún día decidís hacer turismo por la zona. 😉

El viaje lo hemos hecho en coche, puede parecer algo pesado desde Córdoba pero a quien le guste conducir y la independencia de poder moverte sin depender de ningún medio de transporte y sus horarios le parecerá un paseo de 8 horas, incluyendo un par de paradas de media hora para descansar en el trayecto.

El primer día llegamos directamente a Santander ya que habíamos reservado dos noches en Apartamentos Bahía de Boó con vistas a la bahía, situado a 10 minutos en coche del centro de Santander, parking gratuito, buen trato por parte del personal de los apartamentos, en conclusión buena relación calidad-precio.

 

Amanecer Bahía Santander
Amanecer Bahía Santander

 

Esa primera tarde fuimos a conocer Somo, pequeño pueblo veraniego por excelencia de los habitantes de Santander. Conocido por sus grandes olas que los surfistas aprovechan para coger en los días de viento, es el pueblo por excelencia del surf junto a la playa de Liencres.

Lo más sorprendente de esta playa es su extensión, a la punta de la playa se denomina el puntal de Somo, en ella puedes darte un baño en aguas transparentes y muy  apetecibles. Enfrente podrás apreciar la ciudad de Santander, que parece tan cercana que creerás que podrás llegar a la otra orilla nadando.

Si seguimos hasta la otra punta, ya que esta playa se encuentra en una especie de bahía, encontraremos un chiringuito paradisiaco, Chiringuito del Puntal,  de las mejores cocinas de pescado de Santander, donde los cócteles que sirven están riquísimos y podrás ver atardeceres espectaculares.

 

Atardecer Somo (Santander)
Atardecer Somo (Santander)

 

El segundo día decidimos dedicarlo a conocer la capital de Cantabria, Santander, una de las ciudades más bonitas de España. Al no ser una ciudad muy grande comenzamos con un paseo por su espectacular bahía en la que puedes ver el mar y las montañas.

Cerca del Club Marítimo la primera parada obligatoria es visitar el monumento a los Raqueros, nombre que recibían los niños marginales y pobres que, a finales del siglo XIX y principios del XX, frecuentaban la zona del Puerto de Santander para ganarse la vida. Los raqueros se tiraban al mar para sacar las monedas que, los tripulantes de los barcos o cualquier curioso desde los muelles arrojaban al agua con el objeto de divertirse con ellos.

 

Raqueros
Raqueros

 

Fuimos caminando por la bahía viendo el Palacete del Embarcadero y la Grúa de la Piedra, el Puerto Chico imprescindible de ver, es un lugar idóneo para pasear desde el antiguo muelle de pescadores, junto al Palacio de Festivales. No olvidar una visita al Museo Oceanográfico y para el que quiera hacer una parada la Playa de Los Peligros está muy cerca.

 

Puerto Chico
Puerto Chico

 

La siguiente visita fue al Palacio Real de La Magdalena, residencia veraniega de Alfonso XIII en una época importante para la historia contemporánea de España, entre 1913 y 1930. El Palacio está decorado con estilo Bèlle Èpoque y algo que me llamó mucho la atención son sus 365 ventanas, una por cada día del año, curioso verdad??

En la actualidad el Palacio es sede de congresos y reuniones y durante el verano el Ayuntamiento lo cede a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo como centro de sus actividades.

 

Palacio de la Magdalena
Palacio de la Magdalena

 

La Península de la Magdalena de 24,5 hectáreas de parque, para pasear con tiempo y sin prisas,  alberga dos monumentos, un Memorial a las Víctimas del Terrorismo realizado por escultor vasco Agustín Ibarrola y otra escultura a Félix Rodríguez de la Fuente acariciando un lobo ibérico.

Una de las visitas para hacer con los más peque y muy recomendable es ver el Parque Marítimo, donde habitan pingüinos, focas y leones marítimos en las rocas del acantilado.

 

Parque Marítimo - Península de la Magdalena
Parque Marítimo – Península de la Magdalena

 

Seguidamente está el Museo al aire libre “El Hombre y la Mar”  donde se encuentran los tres galeones con las que hizo la travesía por el Océano Atlántico el santanderino Vital Alsar y una réplica de la balsa de madera con la que cruzó el Océano Pacífico. Desde aquí podremos observar la isla de Mouro donde se encuentra el faro que anuncia a los barcos su entrada a la bahía de Santander.

El Hombre y La Mar
El Hombre y La Mar

 

La Isla

 

Y por último destacar que junto a la Península se encuentra la Playa de Bikinis, curioso su nombre que lo toma porque fue donde a principio de los años sesenta las estudiantes extranjeras que venían a los cursos de verano de la Universidad pusieron de moda estos trajes de baño.

Si vais con el tiempo justo, con niños o con personas mayores, os recomiendo el tren turístico “El Magdaleno” pueden disfrutar del paseo escuchando la historia de la Península. Si es verdad que con el paseo que da el tren de menos de 15 minutos no ves el Palacio de La Magdalena bien ya que al llegar al él no se para y por lo tanto te tocará subir andando para poder acercarte a él, observarlo bien y hacerle fotos si te interesa.

Después de pasar más de media mañana paseando y conociendo la Península de la Magdalena nos fuimos a la más famosa playa del Cantábrico, la Playa El Sardinero con sus 2km de largo, una de las ocho playas menos contaminadas del mundo y la playa principal de Santander. El Sardinero cuenta con dos playas distintas aunque están seguidas en la línea de la costa y cuando baja la marea se unen. Se cuenta que en el pasado una de ellas era utilizada por las clases altas santanderinas y la otra por las clases medias y bajas. Hoy en día las dos playas son muy concurridas en verano y muy familiares. Cuenta la leyenda que el nombre proviene de las sardinas que se asaban por los pescadores al final de la playa para poderlas degustar y venderlas.

 

El Sardinero - Playa Primera
El Sardinero – Playa Primera

 

El Sardinero - Playa Segunda
El Sardinero – Playa Segunda 

 

A mitad de camino del Paseo Marítimo del Sardinero se encuentra un pequeño parque con el nombre de Jardines de Piquío, una plaza ajardinada de palmeras con un mirador bajo una pérgola, con el lujoso casino de Plaza Italia a la espalda.

Se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de la primera Playa del Sardinero, Palacio de la Magdalena, Playa del Camello y la Isla de Mouro. Y en la segunda playa del Sardinero con el Faro de fondo.

Algo curioso de estos jardines es su globo terráqueo que en realidad es un importante instrumento astronómico llamado “Tierra Paralela”, os dejo un enlace por si queréis saber más sobre la “Bola del Mundo” de los Jardines de Piquío de Santander astrocantabria.org

 

Vistas desde los Jardines de Piquío
Vistas desde los Jardines de Piquío

 

De vuelta a buscar nuestro coche al Paseo de Pereda fuimos paseando por la zona de los alrededores de la playa del Sardinero, casas señoriales y palacios urbanos emblema de una época de esplendor que vivió la ciudad en la segunda mitad del s. XIX y comienzos del XX, momento en el que el puerto de Santander se convirtió en el centro del comercio marítimo de Europa. Juan Pombo, naviero, construyó una de las casas señoriales de Santander más impresionante, Casa Pombo. Poco después se edificó el emblemático Gran Casino de Sardinero y uno de los hoteles más célebres, Gran Hotel Sardinero que a día de hoy sigue en funcionamiento.

Por último y no menos importante e impresionante es la visita al Faro de Cabo Mayor, espectacular balcón al mar y a la ciudad de Santander, rodeado de playas y acantilados con cotas máximas de 50 metros de altura sobre el nivel del mar donde rompen las olas con fuerza y da miedo asomarse….caminar por los acantilados y sentir el viento lo hace un sitio ideal para desconectar de todo….

Un día de febrero de 1982 un rayo rompió los cristales de la linterna y dejó fuera de servicio el sistema de rotación y el reloj encargado de los destellos, tres fareros estuvieron durante toda la noche dando vueltas manualmente a la rotación y cronometrando las luces con uno de sus relojes.

Actualmente está acondicionado como espacio expositivo con obras de arte relacionadas con el mar y los faros.

Os aconsejo ver el atardecer en la terraza de la cafetería anexa al faro, una gran ubicación, entorno bucólico y vista panorámica. De paso no os vayáis sin probar las rabas con sidra, según dicen, las mejores del Cantábrico.

Faro Cabo Mayor
Faro Cabo Mayor
Acantilados

 

Al día siguiente decidimos visitar parte de la Costa Oriental de Cantabria.

Laredo

Una de las principales localidades turísticas de la costa ya que tiene una de las playas más extensas de la zona, la Playa de La Salve con más de 5km de arena dorada. La Puebla Vieja, uno de los sectores de la villa fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1970, callejuelas con casonas de los s. XVI al XVIII y restos de la antigua muralla de la Edad Media.

 

Playa La Salve
Playa La Salve

 

Castro Urdiales

Conocida en la zona por las playas de Bazomar y de Ostende es una ciudad mediaval de película. A mí lo que más me gustó y me dejó enamorada fue el pequeño puerto tradicional con sus típicas barcas de pescadores de colores y su bello paseo marítimo con sus terrazas y tapas típicas de la zona.

 

Paseo Marítimo Castro Urdiales
Paseo Marítimo Castro Urdiales
Puerto Castro Urdiales
Puerto Castro Urdiales

Justo al lado está el edificio más representativo de Castro Urdiales, La Casa de los Chelines, pertenece al Patrimonio Histórico Artístico, declarado Bien de Interés Cultural desde 1991, me pareció un pueblo con mucho encanto.

Casa Chelines
Casa Chelines

 

Muy cerca está la Iglesia Santa María de la Asunción, aunque parece más una catedral que una iglesia, es de estilo gótico cántabro y está adornada con numerosas esculturas de cabezas humanas, seres fantásticos, motivos vegetales y animales. No sé por qué pero me hizo recordar el libro Los Pilares de la Tierra.

 

Iglesia Santa María de la Asunción
Iglesia Santa María de la Asunción

 

Vistas de Castro Urdiales - Iglesia Santa María de la Asunción
Vistas de Castro Urdiales – Iglesia Santa María de la Asunción

Isla – Noja

Una zona de calas, playas de agua cristalina y arena dorada.

En Isla destacar sus seis playas, La Cava, El Candado, Los Barcos, El Sable, Arnadal y La Arena. En la playa de Los Barcos, cuando la marea está baja es impresionante, se puede pasar caminando a Noja y sus playas, Trengandín y Ris, destacar sus rocas negras que realzan la belleza del paisaje especialmente durante la bajamar.

 

Isla - Noja
Isla – Noja

 

Isla - Noja
Isla – Noja

 

Para terminar la ruta por Cantabría que mejor que acabar con una foto para mi colección de atardeceres. Un atardecer sobre una montaña y de fondo los dos pueblos, Isla y Noja. Para llegar a este mirador te aconsejo que preguntes en el pueblo ya que es algo que conocen ellos y no tiene indicaciones, no se tarda más de 10 minutos en subir en coche, a nosotros nos dijeron que lo llaman el mirador de la antena, merece la pena ir.

 

Atardecer Isla y Noja
Atardecer Isla y Noja

 

Esta es una primera parte de mi viaje, la ciudad de Santander, qué os ha parecido más interesante?? El Palacio de la Magdalena y sus 365 ventanas o la noche de los tres fareros dando vueltas manualmente a la rotación?? Espero vuestros comentarios y en breve os seguiré contando…. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s